“LOS EMPRESARIOS SOMOS «BICHOS RAROS», POR ESO NO HAY QUE AISLARSE, SINO TRABAJAR EN EQUIPO»

Desde las limitaciones, el contexto a las emociones y los sueños, pasando por etapas y consejos. Aprovechando la sinergia generada en sus seminario y talleres, el profesional y experto en pymes trata de manera concisa y clara los sucesos que viven los empresarios cuando deciden montar su empresa.

Con una trayectoria y retórica conocidas en el mundo empresario, el especialista en pymes anticipa con los lectores de Multitaskers algunos de los puntos que tocará como orador central del ciclo de conferencias Tour Pyme, que cuenta con el auspicio de American Express Corporate. Pionero en el estudio y la sistematización de la realidad de las pymes, conoce, producto de numerosas conferencias a lo largo de Latinoamérica, la situación y particularidad de cada región y las coyunturas a las cuales se enfrentan. Más allá de los límites geográficos entre países, los métodos y propuestas de José María Quirós no hallan fronteras. En 1983, una vez fundado el Estudio J.M Quirós, se dedicó a brindar asesoramiento a dueños de pymes para contribuir en el progreso por su ‘sano desarrollo’ y en la rentabilidad. A lo largo de su carrera, ha capacitado a ejecutivos, clientes o distribuidores de Grupo Clarín, Personal, Telcel (México), Phillip Morris y Lan Chile, entre otros.

En sus 28 años de experiencia, de la mano de su equipo de trabajo, ha asesorado a una gama de empresas pequeñas y medianas, desde comercios independientes hasta importantes empresas de servicios o industrias de producción con alta tecnología. En ellos pudo recabar información y cada tema le brindó mayor apertura para conocer el mundo de las pymes y los empresarios. De esas investigaciones se pueden destacar las siguientes: Reestructuración de Empresas; Aciertos y Dificultades en las pequeñas y medianas empresas; Empresas en complejidad y cómo recuperar el dominio; Etapas de la empresa; Manejo de stock en épocas de deflación; Variables que determinan el éxito en la estrategia de la pyme. A continuación, el experto consultor internacional sintetiza algunas de estas áreas en función de las preguntas que Multitaskers pensó para sus lectores.

A partir de su experiencia en el estudio de pymes ¿Cuáles son los principales obstáculos que encuentran los emprendedores para desarrollar su empresa?

Los emprendimientos terminan por definir con exactitud el perfil del negocio al acomodarse al mercado. Cuando el emprendedor ha superado los primeros años tiende a relatar sus inicios, recuerda que hizo ajustes y dice que siempre desde un principio tenía clara la definición de su negocio. Esto confunde a los emprendedores nuevos y más aún si son demasiados dogmáticos y es un obstáculo cuando no se tiene sensibilidad hacia el mercado.

¿Qué busca transmitir a los empresarios en sus disertaciones? ¿Qué se lleva un empresario al asistir a sus conferencias?

Una vez superado el emprendimiento, ya entre los 4 y 7 años de estar funcionando con continuidad, la empresa comienza a complejizarse, por el propio crecimiento en facturación y el empresario empieza a perder dominio. La facturación va acompañada de complejidad y la falta de dominio incide en la rentabilidad. Es decir, el empresario se encuentra con un negocio con más facturación pero que sin embargo la rentabilidad comienza a caer o hasta desaparecer. Recuperar el dominio/rentabilidad es la mayor inquietud que lleva a los empresarios a tener inquietud de aprender.

¿Qué importancia cumplen los sueños en la empresa? ¿Cuál sería una forma efectiva de transmitir este espíritu movilizador al equipo que trabaja para nosotros?

Es importante y movilizador, pero, aunque los sueños pueden ser inmensos, hasta el infinito, es importante que a su gente lo que le transmita sean sueños posibles, eso no significa que ya tenga que mostrarles cómo alcanzarlos, pero lo importante es que no sientan que el líder esta “volado”. El otro tema que moviliza es que el líder tiene que ser o parecer optimista. Los líderes quejosos deprimen en vez de motivar. La gente prefiere un líder optimista más que uno que parece que se lo sabe todo y que su supuesta lucidez lo hace quejarse del panorama negro que se viene.

¿Se identifican tendencias marcadas en los hábitos y comportamientos de los directores de pymes con respecto a la forma de alcanzar el éxito en sus empresas?

Pasión, pasión y pasión. Por esta razón, cuando entran en crisis por falta de dominio, es peligroso porque pierden ese motor tan importante de sentir que crean historia.

¿Cuáles son las creencias limitantes más comunes que ha encontrado a lo largo su trayectoria?

Con el tiempo y con la edad vamos perdiendo nuestra capacidad de estar adecuados al mundo en que vivimos y creemos que nuestra experiencia es importante, perdemos la capacidad de sorprendernos y de sorprender. Creer que el mundo cambió para peor es creer que las limitaciones son del contexto y no nuestras. En esto la empresa familiar es una ventaja porque los hijos nacieron en el mundo actual y lo viven con naturalidad y capacidad de sorpresa.

¿Cuál sería el entrenamiento o el régimen ideal a seguir para que un emprendedor pyme pueda moldear la realidad deseada y trasladarla a su empresa?

Fundamentalmente, cuando las cosas se le empiecen a poner difíciles, que no se cierre en su soledad, sino que busque soluciones y más que con un empleado, asesor o conocido, ante todo que se acerque a otros empresarios que no sean ni proveedores ni clientes ni del mismo rubro y cuente lo que le pasa. Es un primer paso para salir de lo aislado que en general tienden a vivir.

Análogamente con las etapas del ser humano, las pymes ¿tienen etapas de desarrollo establecidas? ¿Cuáles serían?

Si una primera etapa es la ‘emprendedora’ en donde alguien con una idea (que más que un iluminado es un copiador de algo o parte de algo que se anima a hacerlo mejor) y, que, sin recursos ni capital, comienza esta historia. Cuando ve que le da resultado funda la etapa de expansión y crece, crece y crece.
Hasta que comienzan algunos desajustes y como quiere seguir creciendo funda la etapa de estructuración y en ese momento pide ayuda a su contador. Con el tiempo y sin que él la comience, se transforma en etapa reactiva, en la que corre atrás de los problemas y el día no le alcanza para tantos frentes.

Por último, algunos encuentran la posibilidad de generar la etapa de consolidación que requiere, no solo cambios en la empresa, sino también en la forma de ser empresario.

En épocas de inflación, ¿qué hábitos recomienda a los emprendedores adoptar para que su balanza no genere un desequilibrio catastrófico?

Conocer su capital de trabajo para cuidar que no se deteriore. Que debamos más que lo que tenemos y nos deben, aseguraría que ese capital no se deteriore. Saber que el valor de un insumo es el de reposición y no el costo último que pagamos. Y saber que estoquearse puede ser una mala recomendación cuando lo hacemos sin cuidar que sea aquello que rota.

¿Algún aporte, experiencia o reflexión que considera adecuada u oportuna para los lectores?

Solo 1 o 2 de cada mil personas son empresarios, “somos bichos raros”. No nos aislemos. Juntémonos una vez por mes con pares. Sólo empresarios. Sin asesores, ni funcionarios de grandes corporaciones. Sólo ejecutivos, para charlar sobre nuestros temas, aciertos y problemas, en esos espacios recibiremos y daremos consejos desinteresados y será un comienzo para reconocernos empresarios.